Significado del nombre Cristal

¿Buscas el significado del nombre Cristal? Si es así has llegado al lugar adecuado. Conoceremos el significado de Cristal, el origen de este nombre tan curioso y cómo es el carácter de las personas que llevan este nombre.

Qué significa Cristal

cristal

 

Cristal es un nombre femenino de origen griego. Existe una variante en la actualidad que es ‘Crystal’, aunque se suele usar más en los países de habla anglosajona. El significado de Cristal es ‘pura, cristalina y transparente’, como el agua.

Cualidades del nombre de Cristal

Cristal es una mujer con mucha personalidad, ya que es un nombre poco común. Es simpática, generosa y siempre quiere ser el centro de atención, por lo que nunca pasa desapercibida. Tiene un gran sentido de la organización y por ello es muy buena dirigiendo y administrando.

Asimismo, es una mujer disciplinada, independiente y muy inteligente, por lo que es difícil engañarla. Claro está que, como todos, Cristal tiene una parte sensible y emotiva oculta que solo muestra cuando lo siente realmente.

Cristal es también una mujer muy orgullosa, por lo que le será difícil reconocer que se ha equivocado.

Cristal en el amor

Cristal en el amor es exigente y busca una pareja a la que admirar. No se conforma con cualquier cosa y tiene que tener a su lado a una persona activa, enérgica y con una gran personalidad.

En sus relaciones, Cristal es fiel, directa y franca, así que mejor no ocultarle nada si no quieres ver relucir su fuerte carácter.

Cristal en la familia

A pesar de su independencia, su orgullo y su lado narcisista, Cristal adora estar reunida con su familia. Es cierto que es un poco despistada y que se olvida de llamar de vez en cuando, pero, cuando está con la familia, solo está atenta a ellos.

Como madre, Cristal será cariñosa y muy estricta ya que desea que sus hijos sigan el mismo camino recto que ella.

Cristal en el trabajo

Cristal no soporta la jerarquía ni tener jefes, es por eso por lo que se decantará por trabajos freelance que le permitan ser su propia jefa y poner sus propios horarios. Las profesionales más liberales (artista, diseñadora de moda, escritora…), serán su objetivo.